1. VICTOR Y DIEGO: Mujer de cristal (1974). En marzo de 1974, mi ángel de la guarda, (casi) siempre gran profesional, me señaló con su dedo, entre todas las mujeres del planeta Tierra, aquélla que me aconsejaba para compartir viaje, amor en libertad, sonrisas, hijas, sueños y tortillas de patatas. Su sabio consejo, que a día de hoy me ha posibilitado cuarenta años de felicidad, me es indisociable de la frase «Cristal mío: te quiero partida en mil pedazos, para mil veces tenerte», que abre Mujer de cristal, de Víctor y Diego, que sonó hasta la extenuación en mi tocadiscos en el verano de 1974, primero de la mano de Rosa.

 
2. JON COLTON: Hermanitos (2012). Como casi toda su generación, mis hijas han crecido muy cerca de la serie de Canal Disney titulada Phineas y Ferb. Las canciones que ilustran esta serie son excelentes. Una de ellas, Hermanitos (Little Brothers, en el original), fue el leit-motiv de El Club de las Caricias Blancas, una historia de amor que escribí en el verano de 2012, incorporada luego a mi libro Al pisar tu jardín. Su poco más de un minuto de duración me inspiró toda la escena de Blanca y Chema en el hotel de Becerril de la Sierra.


3. TITXU VÉLEZ: Una tarde cualquiera (2013). En el verano de 2013 me escribió una musicóloga riojana solicitándome unos datos para una tesina. De paso me comentó que también intentaba una carrera como cantautora y me envió los enlaces de algunas cosillas que había compuesto. Para mí Estíbaliz Calvo (su verdadero nombre) fue una revelación; y anuncio a quien le interese que, si logra navegar en este mundo cultural nuestro tan extraño, estamos ante una dignísima heredera del mundo utópico de los Aute o los Serrat. Difícil para mí quedarme con una sola de las muchas canciones que me deslumbraron ese verano, luego algunas publicadas en su CD Contradicciones. Quizá me quede con Una tarde cualquiera o con Matrícula de Honor.

José Luis Temes
Julio de 2014

EL CULTURAL / Así suena el verano

JOSÉ LUIS TEMES, director de orquesta (Madrid, 1956).

Página web creada por Niko Domínguez

© 2015. José Luis Temes