Debo advertir al amable visitante de mi página web que al entrar en esta sección de La trilogía blanca entra en algo que no tiene nada que ver con la música ni con mi actividad como músico, sino con esa otra faceta personal que todos llevamos dentro, de reflexión sobre las relaciones humanas y sobre nuestra manera de ver el mundo; o, al menos, sobre alguno de sus aspectos más controvertidos.

La trilogía blanca es el título de un conjunto de tres libros –de los que hasta el momento he publicado dos- en torno a un tema al que siempre he sido muy sensible, como es el de las relaciones de amor y de pareja; pero vistas desde un ángulo que ha sido relativamente poco tratado en público (sí, por supuesto, de manera velada): el de las relaciones de amor al margen de la pareja. Para una inmensa mayoría de los hombres y mujeres de nuestro entorno, en efecto, cualquier relación de enamoramiento, de sexo, de pasión, de entrega… que se mantenga con otra persona que no sea su propia pareja –entiéndase pareja de novios, de matrimonio, de libre unión…- constituye una infidelidad hacia esa pareja y compromete su estabilidad. Pero me pregunto: ¿es esto de verdad tan axiomáticamente así como parece entenderse casi unánimemente?

Adelanto que mi respuesta a esta pregunta es «no». O al menos, «no, si tenemos la buena voluntad y la grandeza de hacer las cosas de otra manera». Y que creo que estas relaciones planteadas con honestidad, sinceridad y humanismo no sólo pudieran no comprometer nuestras parejas respetivas sino que pueden incluso enriquecerlas. Es otra forma de ver y de vivir el amor de pareja, pero que debe ser, a mi juicio, al menos considerada y respetada.

Durante bastantes años, escribir sobre esta materia y confrontar testimonios de quienes creíamos que el asunto era, cuando menos, digno de reflexión, fue para mí un objetivo tan importante como mil veces aplazado. No era fácil encontrar el «tono» adecuado de mis palabras, sin parecer iconoclasta, sin parecer que uno violaba su propia vida privada, o que uno intentaba enseñar nada a nadie (¡algo muy lejano de lo que luego serían estos libros!). También es cierto que con el tiempo, lo que pudiera parecer que era una extravagancia particular me fue pareciendo que era una manera de vida de más gente y más parejas de lo que en principio pudiera parecer en nuestro entorno social.

Aunque la idea inicial era escribir algún tipo de colección de ensayos o reflexiones sobre este asunto, varias causas en mi vida personal –dos, sobre todo- motivaron un inesperado cambio a la forma de este proyecto. Que tomó cuerpo en forma de tres narraciones sobre una historia de amor en primera persona, a la que titulé Tres cuentos para Ita (por cierto, que no estoy seguro que la elección del sustantivo «cuentos» fuera la más adecuada…, pero ahora no la voy a cambiar). El libro se publicó en enero de 2010, en Ediciones Línea. Su presentación fue en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y la conservo en mi memoria como uno de los días más inolvidables de mi vida. Luis Eduardo Aute y Justo Romero oficiaron conmigo un acto especialmente intimista.

A partir de ese momento, muchos de los lectores del libro fueron vertiendo sus impresiones en el Blog que la editorial abrió a tal efecto, que me fue colmando de emoción (y que puedes consultar en www.trescuentosparaita.blogspot.com). Pese a haber previsto yo una reacción muy polémica e incluso vehementemente opuesta a los planteamientos más o menos sutiles que subyacen en las tres narraciones, aquellos testimonios de lectores derrocharon entusiasmo, sin una sola excepción.

Más aun: lo último que yo esperaba era que este libro, que había nacido como algo aislado y necesario, iba a ser un punto de partida. Pero así fue, porque algo más de dos años después, y de nuevo en Ediciones Línea, veía la luz su segunda parte, con el título de Al pisar tu jardín. El que lo califique de segunda parte es sólo porque el tema de fondo volvía a ser el mismo que en el primero (ahora con la denominación más concreta de «amores blancos» para los amores que no implican pareja), pues en vez de ser una historia contada de tres maneras, el libro consta de nueve historias (más un prólogo y una dedicatoria) independientes entre sí y con nueve dedicatarios diferentes; así que no es en absoluto una continuación del primero.

Las reacciones entusiastas volvieron a llenarme de alegría. Muchas de ellas quedaron plasmadas en el nuevo Blog que abrió la editorial al efecto, y que puedes consultar en www.alpisartujardin.blogspot.com.es.

Después de estos dos libros en forma de narrativa, fueron muchos los lectores que me pidieron «rematar» la trilogía con una tercera parte muy diferente: un libro no propiamente literario sino de ensayo, con reflexiones concretas sobre las relaciones amorosas fuera de la pareja y el hermoso modus vivendi que ello implica. Aunque en principio fui muy refractario a esta tercera aventura, hoy me parece evidente que este libro –avistado también en días muy especiales de mi vida- terminará viendo la luz. ¿Cuándo? ¿Con qué título? No lo sé. Tampoco tengo mucha prisa. ¿Quizá a finales de 2015 o comienzos de 2016? Es posible.

Gracias de veras a quienes han creído en esta aventura literario-sociológica y me han animado a poner en común –adentrándome, no sin riesgo, en un terreno literario muy lejano al de la música, en el que me he movido día a día durante casi cuatro décadas - un asunto tratado casi siempre con cierta clandestinidad, y que ahora parece que despierta cuando menos una curiosidad inaudita.

Por supuesto, no creo descubrir nada nuevo con estos libros –no soy tan pretencioso- pero sí creo poner sobre la mesa con honestidad determinados pensamientos que pudieran parecer a priori –sólo a priori- políticamente muy incorrectos. Y sobre los que creo que bien merece la pena la reflexión. Porque, incluso, algunas personas los consideraremos asumibles como una forma de vida que, desde el absoluto respeto a quienes piensen de otra manera, nos invita a ser más generosos, más honestos y más humanos.

La trilogía blanca

José Luis Temes
Enero de 2015

Artículos de prensa

Después de doce libros de música o historia del Arte, en 2008 me aventuré a publicar mi primer libro en una dirección muy diferente: el mundo del amor, de las parejas, los compromisos y las libertades. Por razones largas de explicar, es un tema que siempre me ha apasionado y sobre el que proyecté mil veces escribir algún libro de ensayos.

Varias circunstancias vitales se aliaron para realizar mi primera incursión en este terreno no a partir de tales ensayos sino de tres narraciones. Opté no por debatir ni reflexionar sobre la libertad en las relaciones de pareja sino por elaborar tres narraciones cuyo telón de fondo fuera esa libertad.

Tres cuentos para Ita está dedicado a Alejandra Goded; y fue presentado por Justo Romero y Luis Eduardo Aute, al alimón conmigo. Muy en contra de lo esperado, el entusiasmo que recibí de los lectores, que traspasó con mucho el terreno meramente literario, me produjo –y aún me sigue produciendo- algunas de las mayores satisfacciones de mi vida. 

Tres cuentos para Ita
Ediciones Línea, 2010; 344 págs.

 

 

Blog del libro

El para mí inesperado éxito de Tres cuentos para Ita en 2010, y la sana polémica que siguió a su publicación, me movieron a continuar por esa misma senda con la elaboración de un segundo libro en defensa de lo que aquí ya se denominan «amores blancos». La diferencia principal con el anterior es que éste consta de nueve narraciones aisladas. E igualmente en que no todas las narraciones suceden en el tiempo presente y que tampoco todas están narradas en primera persona.

Para acompañar su lanzamiento, elaboré con Javier Monteverde un audiovisual para Internet, que creo que no quedó nada mal, dentro de su sencillez. Los comentarios subsiguientes que los lectores han enviado al blog correspondiente me han llenado, de nuevo, de satisfacción.  

Los nueve dedicatarios de estas nueve historias son: Ara Malikian, Luis Eduardo Aute, Celia Vázquez, Rebeca Arriero, Rocío Fernández, Javier Monteverde, María José Sánchez, Alfonso Osuna y Amalia Sancha.

Al pisar tu jardín
Ediciones Línea, 2012; 240 págs.

 

 

Blog del libro

El correo de Sevilla

3 de diciembre de 2012

 

«Llevo 36 años dirigiendo, pero todo lo que soy está en un libro»

El correo de Andalucía

13 de diciembre de 2012

 

«Fidelidad y exclusividad no son cuestiones reñidas en la pareja»

Revista de Libros

 

 

«La grandeza del sí»

Vídeos

 
 
 
 

Página web creada por Niko Domínguez

© 2015. José Luis Temes