51. Bromeando con John Cage, tras el concierto que en su honor dirigí al Grupo Círculo. Madrid, 1992

52. Grabación en los Estudios CTS de Londres. 1989.

54. Festival de Música Contemporánea de Alicante, al día siguiente de dirigir el estreno de la Sinfonía de Réquiem, de Montsalvatge, esperando el inicio de otro concierto. Desde la izq, Carlos Cruz de Castro, José Luis García del Busto (de espaldas), Tomás Marco, Xavier Montsalvatge y su esposa Elena, Ramón Barce, Luigi Pestalozza y yo).

53. Dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Málaga, una de las orquestas españolas más generosas conmigo. (Teatro Cervantes, Málaga, 2009).

55. En 1988, en Polonia, con mi querida Filarmónica de Poznan, en un ensayo de un programa de música española. Guardo un recuerdo imborrable del trato que nos dispensaron en los varios proyectos que llevamos a cabo juntos en aquellos años.

56. Las primeras actividades remuneradas que realicé en mi carrera fueron en cuanto organista en la iglesia de San Agustin y en la de Nuestra Señora de las Maravillas, ambas en Madrid, que simultaneé con mis últimos cursos de Conservatorio. En la imagen, en 1974, en la consola de esta última iglesia.

57. Una imagen curiosa, con mis colegas José Ramón Encinar (izq) y Arturo Tamayo. Entre los tres creo que hemos dirigido el estreno de algo más de mil (¡mil!) obras de música contemporánea española. (Sede de la Fundación BBVA, Madrid, 2011).

58. Gira por Italia en 1987. Con Rosa, volando hacia Roma.

59. Madrid, 1979. Fin de función de Los Baños de Argel, espectáculo a partir de un texto de Cervantes / F. Nieva, con música de Tomás Marco.

60. De mi maestro Enrique Llácer (conocido comúnmente como “Regolí”) aprendí sobre todo el deseo de perfección, el detallismo extremo como norte de la interpretación musical. Las generaciones posteriores, que no tuvieron la fortuna de escucharle, difícilmente comprenderán lo que se puede llegar a hacer con un  par de baquetas en la mano.

 

Años después de ser su alumno en el Conservatorio, le tuve numerosas veces como timbalero de la Orquesta Nacional, lo que fue un verdadero orgullo de alumno. Foto con su esposa, María Ester, en el camerino del Auditorio Nacional, antes de uno de estos conciertos, en 1989.

pinche la foto para ampliar

69. Madrid, 2014. Junto a Estíbaliz Calvo, conocida artísticamente como Titxu Vélez. Me quito el sombrero ante el mundo poético que subyace tras las canciones y la poética de esta joven cantautora riojana, aún en los albores de su carrera y ya dueña de un universo utópico propio.

 

La dedicatoria de su bellísima canción Tu jardín, de nuevo en unas circunstancias muy especiales para mí, ha sido una de las cosas más hermosas que me han sucedido en mi vida.

70. Gira por Polonia, 1988. Ensayando El sombrero de tres picos.

67.1978. Performance con el Grupo de Percusión de Madrid en el Teatre Liure de Barcelona, meca de la modernidad en Cataluña durante aquellos años.

68. Viena, 1998. Con mi admirado Mauricio Sotelo y dos amigas, en un café, tras un ensayo para un concierto de música contemporánea española en la Secession Halle.

66. Entre los pocos récords que creo tener en esta profesión figura el de haber protagonizado la única portada, al menos que yo sepa, de un diario generalista en función de un estreno de música contemporánea. Fue con motivo del Concierto de Córdoba, de Tomás Marco. Diario Abc, 2012.

65. En el foso del Teatro Albéniz, en el ensayo general de L’any de gracia, de Albert Sardá, ambientada en un paraje imaginario, habitado por seres medio humanos medio animales. Madrid, 1996.

64. Llegando a un ensayo en el monumental Palacio de las Artes de Zagreb (Croacia).

63. A veces a uno le ha tocado hacer “de malo” en alguna performance músico-treatral. Teatro de la Abadía, 2003.

62. Grabando con la Joven Orquesta Nacional de España. Auditorio Lienzo Norte de Ávila (2010).

61. Precioso recuerdo conservo de los años en que fui “segundo de a bordo” de Tomás Marco en el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea. No recuerdo que en esos siete años hubiera ni un roce personal entre el estupendo equipo con el que tuvimos la fortuna de contar. Aquí estamos en una comida en Alicante, en 1986.

75. Londres, 1989. Grabando un CD de música contemporánea española con la Orquesta Filarmónica de Londres.

73. En 1986, con Rosa, en el camerino del Teatro Real. Rindo mi mayor tributo a quien durante ya más de cuarenta años ha sido y es mi compañera del alma; mi otra mitad; la madre de mis hijas y la confianza mutua en un modelo de fidelidad. Parafraseo a mi amigo Aute diciéndola que “Sin ti, lo que me queda por vivir sería sólo un dato”.

74. Dirigiendo la Cantata de Pedro Aizpurúa, en el concierto conmemorativo de los 25 años de Las edades del Hombre. Auditorio Miguel Delibes de Valladolid, 2013.

72.  Con mis hijas Beatriz (dcha.) y Alicia, en mi mesa de trabajo.
Madrid, 2013.

71. Cristóbal Halffter asiste, sentado en el podium, al ensayo general de una de sus obras con la Orquesta Sinfónica de Madrid. 1987.

Página web creada por Niko Domínguez

© 2015. José Luis Temes